¿QUÉ ES LA TOS DE LAS PERRERAS?

La TRAQUEOBRONQUITIS INFECCIOSA CANINA es una enfermedad común entre los perros que viven en colectivos, es decir, entre perros de perreras, criaderos, albergues, residencias caninas…por lo que se la conoce más comúnmente con el nombre de “Tos de las perreras”.

¿QUÉ LA PRODUCE?

Es una patología que tiene carácter vírico, normalmente producida por el virus de la Parainfluenza o Adenovirus canino tipo II. Estos virus afectan al sistema respiratorio superior principalmente, es decir, traquea y bronquios, pero puede provocar que aparezcan bacterias oportunistas como Bordetella bronchiseptica, que puede agravar los síntomas. Por tanto, aunque en principio es una patología leve, en determinados casos puede resultar de mayor gravedad, por ejemplo en animales braquicéfalos, cachorros, inmunodeprimidos o razas con estrechamiento en traquea (Yorkshire).

Se podría comparar esta enfermedad con la gripe común que afecta a las personas, y por tanto, al igual que ocurre en humanos, no todos los perros se contagian, y no todos necesitan tratamiento, pues a veces los animales apenas manifiestan síntomas.

¿CÓMO SE CONTAGIA?

Se contagia por contacto directo entre animales infectados y sanos, sobretodo por vía oral-nasal. Cuando la enfermedad está causada por los virus, el animal puede ser contagioso durante las dos primeras semanas de infección, por lo que es mejor que durante el tiempo que duren los síntomas y tiempo después lo mejor es intentar que ese animal no tenga contacto con otros, por tanto es importante no introducirlo en residencias caninas, ni llevarlo a parques de perros, etc. Sin embargo, en el caso de que el causante de la infección sea la bacteria, el perro puede ser contagioso hasta 3 meses después.

¿QUÉ SÍNTOMAS CAUSA?

Después del contagio puede que el perro apenas manifieste síntomas, pero lo más característico de la enfermedad es la inflamación de leve a más grave (según el caso) de la traquea, lo que provoca una tos seca (tos de ganso) muy constante, lo que provoca que cuanto más tosa más se dañe la traquea.

TRUCO: Si no estamos seguros de los síntomas podéis probar a presionar la zona de la garganta de vuestro perro de forma leve: al estar inflamada y presionarla enseguida se producirá el reflejo de tos.

A veces el esfuerzo de toser puede dar lugar a la expulsión de baba blanca o mocos, incluso vómitos, y algunos propietarios lo confunden con problemas digestivos.

Otros síntomas son decaimiento (puede haber fiebre), pérdida de apetito (por la fiebre y dolor de garganta).

En el caso de animales sensibles (perros chatos, estenosis traqueal, problemas cardíacos, cachorros…) hay que acudir rápido al veterinario ya que la enfermedad puede ser más grave y producir problemas respiratorios en bronquios e incluso pulmón, apareciendo edema y dificultad respiratoria.

¿CÓMO SE TRATA?

Lo primero es mantener al animal aislado para que no sea un foco de contagio para otros. En los casos un poco más graves será necesario el tratamiento con antibióticos para acelerar la recuperación y evitar las infecciones secundarias por bacterias, antiinflamatorios para los casos en los que haya fiebre e inflamación traqueal y, en algunos casos, antitusígenos, pero con estos último hay que tener más cuidado en los casos que haya mucosidad, ya que la tos ayuda a expulsarla y el antitusígeno evitará que esto ocurra.

En animales más sensibles y en casos más graves puede ser necesario broncodilatadores, pero lo normal es que con 7-10 de tratamiento el animal se cure totalmente y en muchos casos queden inmunizados durante un tiempo, pero no durante toda la vida.

¿CÓMO SE PREVIENE?

Lo más importante es la higiene y evitar el contacto con animales enfermos. Muchas vacunas polivalentes incluyen algunos de los virus implicados, pero la que protege contra Bordetella es la que se pone de forma intranasal. Yo la recomiendo principalmente en animales más sensibles y que pueden manifestar síntomas más graves en el caso de enfermedad (animales con problemas cardíacos, razas con problemas de traquea…) y animales que vayan a estar en algún momento del año en residencia canina (además, muchas residencias y albergues tienen como requisito que el animal tenga esa vacuna). La vacunación es anual y a veces esa vacuna puede causar reacción en el animal (manifestando los síntomas de la enfermedad de forma leve) y en la persona que manipula la vacuna (Bortella puede afectar a humanos).

LO MÁS IMPORTANTE: Ser responsables y si vuestra mascota tiene esa enfermedad no vayáis a parques caninos para que no se infecten otros, solo teneis que esperar unos 2-3 semanas para volver a llevarlo.

Sobre nosotros Irene

Veterinaria colegiada en Alicante con 5 años de experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Sígueme en

    Facebook
    Facebook
    Google+
    http://www.tipsveterinarios.es/consejos-y-cuidados/que-es-la-tos-de-las-perreras">