AIREDALE TERRIER

PERROS DE CAZA

Gigante de la raza terrier, el Airedale es también un exce­lente perro de defensa y como tal estaba clasificado hasta hace pocos años por la Federación Cinológica Internacional. Perro robusto y fuerte, se muestra particularmente eficaz en la caza de alimañas como el zorro y la garduña, y es muy fiel, valiente e inteligente, cualidades que lo convierten en un compañero ideal, capaz, según el caso, de intervenir de ma­nera decidida en defensa del propio amo.

ORIGENES. El Airedale terrier se ha originado en la región inglesa de Yorkshire y su nombre proviene del de un río de esta región, el Aire. Parece que desciende del Otter- hound, óptimo cazador de nutrias, cruzado con el Oíd english terrier. No parece del todo extraño a esta raza también el Bull terrier, que habría dado fuerza y vigor al nuevo producto. La cría comenzó hacia la mitad del siglo XIX, y rápidamente, el Airedale se hizo apreciar en mu­chos países de Europa y de Amé­rica. En Canadá, comenzaron a uti­lizarlo para la captura del oso. El reconocimiento oficial se produjo

en 1878 y ha fijado definitivamente el estándar y el nombre de raza, que antes era Waterside terrier o Bringley terrier.

CARACTERISTICAS GENERA­LES. Perro de constitución fuerte y robusta, el Airedale terrier tiene en el movimiento una de sus caracterís­ticas principales: debe desplazarse con las extremidades siempre bien paralelas y con fuerte empuje de la parte posterior, lo que le confiere un andar que puede definirse como «a tirones». La cabeza es bastante larga con el stop apenas visible, el hocico, fuerte, y la dentadura, im­presionante.

Arriba: dibujo de un Airedale terrier donde se indican algunas de sus características principales. A la derecha: arriba, foto de ejemplar adulto que muestra la potencia de esta raza y. abajo, el detalle de la cabeza, dispuesta como conviene para la presentación del perro en las exposiciones caninas.

ESTANDAR

Altura y peso. Machos, de 58 a 61 cm. Peso ideal para los ma­chos. 20.5 kg: hembras, un poco más livianas.

Cabeza. Trufa negra. Labios completamente adherentes. Man­díbulas profundas y potentes. Dientes cónicos, fuertes y nivela­dos. Stop apenas visible. Cráneo largo y plano, un poco más largo que el hocico.

Ojos. Pequeños, oscuros, no sa­lientes.

Orejas. En forma de «V», lleva­das lateralmente con la parte ante­rior replegada.

Cuello. Neto, musculoso, de lon­gitud moderada, ensanchándose gradualmente hacia los hombros, carente de protuberancias en la garganta.

Extremidades anteriores.

Perfectamente rectas, con fuerte osamenta. Codos perpendiculares al cuerpo.

Cuerpo. Dorso corto, fuerte, recto y nivelado. Costillas salien­tes, dispuestas de manera de dejar poco espacio entre ellas y las an­cas. Tórax profundo, pero no an­cho. Parte posterior larga y musu- closa.

Extremidades posteriores.

Muslof largos y potentes, con «se­gundo muslo» musculoso. Meta- tarsos bien replegados, no vueltos ni hacia adentro ni hacia afuera. Corvejones robustos y paralelos vistos desde atrás.

Pies. Pequeños, redondos, com­pactos, con plantas profundas y bien acolchadas. Uñas moderada­mente arqueadas, no están vueltas ni hacia adentro ni hacia afuera.

Cola. De nacimiento alto, no se enrolla sobre el dorso.

Pelaje. Duro, tupido, espinoso, no demasiado largo, con subpelo más corto y suave. Color: cabeza, orejas y extremidades, amarillo- marrones, cuerpo negro o gris os­curo.

ALIMENTACION. Las necesidades alimenticias, divididas según el tamaño y el sexo, se calculan, como ración de mantenimiento, en los machos de las 1.250 a las 1.400 y en las hembras, de las 1.150 a las 1.250 Kcal. diarias. Condiciones de insuficiente nutrición, así como un exceso de alimentos en diversos momen­tos fisiológicos, son perjudiciales para la salud del perro. Recordemos que la prevención de las enfer­medades infecciosas está también muy unida a la dieta.

CUIDADOS DIARIOS. Es un perro considerado por su naturaleza particularmente resistente a los es­fuerzos físicos, a las condiciones ambientales desfa­vorables y a las enfermedades. Por este motivo, además de poseer un excelente olfato, en otros tiem­pos era utilizado para la caza. Al Airedale le gusta zambullirse en el agua, donde parece encontrarse perfectamente a gusto en cualquier estación.

Sobre nosotros Irene

Veterinaria colegiada en Alicante con 5 años de experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Sígueme en

    Facebook
    Facebook
    Google+
    http://www.tipsveterinarios.es/razas/airedale-terrier">