BERNER SENNENHUND

Perro de tamaño mediano relativamente grande que se enca­riña demasiado con su amo hasta el punto de que no es conveniente cederlo cuando ya es adulto porque le resultaría muy difícil acostumbrarse a un nuevo propietario. Este Boyero de Ber­na es usado, como casi todos los otros boyeros suizos, como perro de trineo o para tirar de carros en el transporte de los productos típicos de los Alpes helvéticos. Por su tamaño y por su carácter, se adapta difícilmente a vivir en una casa ya que ne­cesita de grandes espacios al aire libre.

ORIGENES. Se han encontrado imá­genes en arcilla de esta raza, de la épo­ca romana, lo que sirve para demostrar su antiguo origen —por otra parte co­mún al del Boyero de Appenzell y del gran Boyero suizo— que se remonta a los molosos orientales, descendientes directos del Mastín tibetano. A pesar de su gran difusión en tiempos remo­tos, la raza estaba casi completamente extinguida a finales del siglo XIX. Sólo existían unos pocos ejemplares en la región de Durbach, y fue gracias a Franz Schartenleib quien recuperó el poco material remanente e inició con tenacidad su crianza, que salvó a esta raza de su completa extinción. Hoy el Berner Sennenhund no sólo se encuen­

tra en el cantón de Berna sino en toda Suiza y se está difundiendo también en el exterior (antes de la II Guerra Mun­dial, había sido enviado a los Estados Unidos) ya que es el más conocido de todos los boyeros helvéticos.

CARACTERISTICAS GENERALES.

Es un perro de sólida estructura, de andar potente y majestuoso e hizo que de él se dijera: «es el perro más hermoso del mundo». Aunque un poco exagerada, ésta frase da la idea de lo que puede agradar esta raza; del resto, su di­fusión, unos pocos años después de su extinción casi total, es una prueba concreta de ello. Lo que más llama la atención, es ciertamente la armonía del conjunto, evidenciada por la capa tricolor

ESTANDAR

Alzada a la cruz. Machos de 64 a 70

cm., hembras de 58 a 66 cm.

Cabeza. Corta y maciza con cráneo plano y hendedura poco desarrollada. Nariz con fosas nasales negras y bien abiertas. Hocico bastante largo. Es­cotadura naso-frontal poco marcada. Labios estrechos. Dentadura comple­ta en forma de tijera.

Ojos. De color marrón oscuro, al­mendrados, párpados estrechos.

Orejas. De inserción alta, relativa­mente cortas, con forma de «V» que cuelgan sobre las mejillas.

Cuello. Fuerte, musculoso, de longi­tud media.

Extremidades anteriores. Hombros anchos, fuertes e inclinados. Antebra­zos musculosos que forman un ángulo agudo. Extremidades rectas de cual­quier parte que se miren.

Cuerpo. Fuerte en todo su conjunto. Su longitud está en una relación de 10/9 con la alzada a la cruz. Pecho ancho, profundo y con buena caída. Dorso recto, ancho. Caja torácica de sección ovalada. Grupa armoniosa­mente curvada. Lomos y caderas muy musculosos. Vientre moderadamente retraído.

Extremidades posteriores. Muslos bastante largos, anchos, fuertes y musculosos en la parte superior. Cor-‘ vejones angulosos anchos y fuertes. Las extremidades tienen siempre una posición recta, es decir, no se presen­tan ni convergentes ni divergentes.

Pies. Cortos, compactos de forma re­dondeada.

Cola. Con abundantes flecos, pelo largo y ligeramente ondulado pero no rizado, no debe enrollarse sino per­manecer colgante.

Pelaje. Abundante, liso y largo. Co­lor negro y lustroso con manchas fue­go y, con frecuencia, blanco en el pe­cho, caña nasal, pies y extremo de la cola.

CUIDADOS DIARIOS. El cuidado del pelaje debe realizarse dia­riamente con un cepillo doble, pasando alternativamente la parte con púas metálicas y la que tiene cerda.

CON EL VETERINARIO. Es un animal con una potente estructu­ra ósea que tiene una enorme capacidad de resistencia al trabajo. Provisto de un abundante pelaje, logra soportar las condiciones climáti­cas más difíciles, al tiempo que desarrolla plenamente las tareas encomendadas. Por consiguiente, el Berner Sennenhund es un perro particularmente resistente a las enfermedades: no se conocen afecciones a las cuales esta raza esté particularmente expuesta aparte, por supuesto, de las enfermedades comunes a todos los perros. Por lo tanto, no necesita nada más que las curas médicas normales que se reali­zan a todos los perros.

con pelo largo, abundante y apretado que a veces se presenta ligeramente on­dulado. Su color de base es el negro in­tenso y lustroso sobre el cual se espar­cen manchas fuego de color rojo-ciervo y placas blancas simétricas sobre el hocico, sobre la frente, sobre el pecho y sobre los pies (manchas fuego y placas son obligatorias y riguroso también el límite de su trazado). Sobre las otras características, debe decirse que la ca­beza es bastante corta y maciza con ho­cico moderadamente largo pero fuerte y potente con escotadura naso-frontal no muy acentuada. Los ojos de color ámbar oscuro denotan vivacidad y atención. Las orejas, de inserción alta, tienen forma de «V», son colgantes y adherentes a las mejillas. El tronco, más largo que la alzada a la cruz, es fuerte, con una línea superior muy só­lida; el pecho es ancho, los hombros muy musculosos, las extremidades ro­bustas con pies recogidos. La cola, de inserción alta y longitud media, cuelga cuando el perro está en reposo.

COMPORTAMIENTO. Como es el caso de todos los boyeros, la función principal del Berner Sennenhund era inicialmente la de custodiar los establos y los refugios donde encontraban cobijo las manadas, sin embargo, después sus tareas se ampliaron ya que sigue a las vacas mientras pastan en el valle y en la montaña, atento para que ningún animal se aproxime o que ninguna ca­beza de ganado se separe mucho de la tropilla. Por su carácter dócil y por su fuerza, también es utilizado como pe­rro de trineo o para tirar de pequeños carros donde se transportan los produc­tos (sobre todo queso) desde las gran­jas alpinas a los valles. Fuera de su país de origen, es apreciado como perro de compañía por lo cual pierde su carac­terística de trabajador infatigable. En cualquier caso, como todos los perros boyeros, necesita de espacios suficientemente amplios al aire libre porque ése constituye su ambiente natural.

A la izquierda: en esta foto con un niño puede verse claramente la majestuosidad de la raza. A la derecha: dos Boyeros en el umbral de la puerta. A la derecha, en el recuadro: foto de un ejemplar adulto que da idea de la potencia de esta raza. El Berner Sennenhund da buenos resultados también como perro de guarda demostrando una óptima versatilidad de carácter y sobre todo un gran deseo de serle útil a su amo.

Sobre nosotros Irene

Veterinaria colegiada en Alicante con 5 años de experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Sígueme en

    Facebook
    Facebook
    Google+
    http://www.tipsveterinarios.es/razas/berner-sennenhund">