IRISH WOLFHOUND

IRISH WOLFHOUND

De origen irlandés, es el más grande de todos los galgos e in­cluso, uno de los mayores perros entre todas las razas ya que algunos eiemplares alcanzan y superan los 90 cm. de alzada a la cruz con un peso de más de 60 kg. De estructura musculosa e imponente, nunca debe aparentar sin embargo ser excesiva­mente pesado, sino esbelto y elegante en su aspecto general y con un andar suelto y amplio. Sabe también desempeñar a la perfección las funciones de perro de guardería, debiendo dis­poner por su gran tamaño, ae espacios amplios.

ORIGENES. Entre las muchas leyen­das que se recuerdan en Irlanda, hay una que habla de perros de gran tama­ño, muy fuertes y veloces, utilizados en épocas pasadas (alrededor del año 1000) en ¡a caza del lobo que, en aquéllos tiempos infestaba los valles de la isla. La descripción de esos perros se apro­xima mucho a la del Irish Wolfhound, cuyo nombre significa precisamente «perro de lobo». Más tarde, en pleno Renacimiento, estaba muy difundido en Inglaterra y, con frecuencia, forma­ba parte de los regalos que se hacían a los nobles de otras naciones. Desde en­tonces comenzó a extenderse, sobre to­do en Francia y en Dinamarca. Por su fuerza y potencia y por su velocidad, era utilizado por los nobles europeos para la caza del ciervo, del jabalí y otros animales salvajes de gran tamaño, mos­trándose muy eficaz y de gran resis­tencia. En el año 1652, con una procla­ma de Oliver Cromwell, se prohibe su exportación, debido a que todos los pe­rros existentes en Inglaterra e Irlanda debían ser utilizados en la caza de los lobos que, todavía muy numerosos, asolaban las haciendas causando gra­ves daños al pastoreo, entonces muy di­fundido. La progresiva desaparición de los lobos por un lado y la paulatina de­cadencia de la nobleza europea por el otro, llevaron a esta raza prácticamente a su extinción hasta el punto de que a finales del siglo XIX, el Capitán Gra- ham, invirtió sumas muy elevadas pa­ra lograr su reconstrucción y supervi­vencia. Los pocos ejemplares que que­daron, fueron cruzados con el Dogo alemán para aumentar su tamaño y su fuerza. Hoy definitivamente fijada, es una raza muy difundida en toda Euro­pa y América.

ESTANDAR

Altura y peso. Alzada a la cruz míni­ma: machos 79 cm., hembras 71 cm. Media deseable para los machos de 81 a 86 cm. Peso mínimo machos 54 kg., hembras 40 kg.

Cabeza. Larga. Hueso frontal que so­bresale muy ligeramente. Depresión entre los ojos, muy escasa. Hocico largo y moderadamente puntiguado. Cráneo no demasiado ancho.

Ojos. Oscuros.

Orejas. Pequeñas, que este perro lle­va de manera similar al grey-hound.

Cuello. Bastante largo, muy potentes y musculoso, arqueado y sin papada.

Extremidades anteriores. Hombros musculosos y oblicuos. Codos para­lelos y netamente bajo el cuerpo. An­tebrazos musculosos, fuertes, perfec­tamente rectos.

Cuerpo. Tórax muy profundo. Pecho ancho. Dorso bastante largo. Riñones arqueados. Vientre retraído.

Extremidades posteriores. Muslos y piernas largas, fuertes y musculosas. Corvejones bien bajos y paralelos.

Pies. De tamaño mediano, redondos. Dedos arqueados y recogidos. Uñas muy fuertes y curvadas.

Cola. Larga y ligeramente curvada; de moderado grosor, bien recubierta de pelo.

Pelaje. Fuerte y duro sobre el cuer­po, particularmente largo y áspero so­bre los ojos y bajo la mandíbula. Co­lor: gris entrecano, rojo, negro, blan­co puro, leonado y los colores del deerhound o galgo escocés.

ALIMENTACION. Es de las razas de galgos, la que posee una estructura física más potente. Las necesida­des en Kcal. diarias son diferentes para ambos sexos: las hembras consumen 2.000 Kcal. diarias y los machos 2.600 en ración de mantenimiento. Es un animal que, en fase adulta puede padecer eventuales carencias ali­menticias, presentes en la dieta durante los primeros me­ses de vida. Particular atención debe ponerse en el su­ministro de complejos mineral-vitamínicos, hasta que el organismo haya completado su desarrollo físico, lo que sucede hacia el 22.° ó 24.° mes.

CUIDADOS DIARIOS. A diferencia de otros galgos, posee un innato sentido de la protección de la casa: por este motivo tiene necesidad para expresar esta «voca­ción» y desahogar su vitalidad, de un espacio bastante amplio. Condiciones ambientales poco adecuadas pue­den afectar, de manera negativa, en su desarrollo psico- físico. Es un animal que no tolera las condiciones cli­máticas calurosas y húmedas, adaptándose en cambio fácilmente, a los climas fríos en los cuales se deja al li­bre, incluso durante la noche, con la posibilidad de uti­lizar una perrera. El pelaje debe frotarse de manera pe­riódica con un cepillo de púas metálicas por un lado y cerda del otro.

CON EL VETERINARIO. En los ejemplares que al momento de nacer presenten espolones en las extremi­dades, debe procederse a su amputación para evitar los inconvenientes derivados de una eventual laceración de los mismos.

Enfermedades:

Su crecimiento se sucede con gran rapidez, por lo que una dieta sana y equilibrada desde el primer día es el mejor remedio contra todo tipo de trastornos. Además, debemos colocarla en una posición elevada para evitar problemas estomacales, como el denominado megaesófago. Asimismo, pueden padecer cáncer de huesos y distintos problemas óseos. Otro de los puntos que debemos tener presente es su relativa corta esperanza de vida, la cual se halla en siete años, pudiendo llegar a los diez.

Sobre nosotros Irene

Veterinaria colegiada en Alicante con 5 años de experiencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Sígueme en

    Facebook
    Facebook
    Google+
    http://www.tipsveterinarios.es/razas/irish-wolfhound">